Experimento: Primer fuego

sábado, 27 de mayo de 2017

Hace bastante tiempo que no vengo por aqui, pero finalmente tengo otro trocito de historia para compartir:


En un comienzo, no entendió que era el sonido, ni porque su madre de pronto estaba tirándola de la mano con fuerza, intentando alejarla del lugar.
Simplemente se dejó llevar, hasta que se dio cuenta de que todas las personas a su alrededor también parecían asustadas, y muchas de ellas corrían.
Sonó otro disparo.
Esta vez, fue Lucía la que tiro de su madre para que se alejaran de ahí lo más rápido posible, pero ella, en lugar de moverse, cayó al suelo.
Lucía se apresuró a ponerse junto a ella, intentando hacerla levantarse, pero no se estaba moviendo. Y había sangre.
—¡Ayuda! —gritó, pero no obtuvo ningún resultado— tenemos que irnos —urgió a su madre, que seguía inerte en el suelo —vamos…
Había demasiada sangre. ¿Cómo había podido pasar esto? ¿Por qué?
Sus ojos se llenaron de lágrimas y grito nuevamente.
—¡Ayuda!
Ya casi no había gente a su alrededor, todos habían huido, y ella estaba a punto de entrar en pánico.
Entonces comenzó el dolor.
Por un momento pensó que le habían disparado a ella también, la cabeza le dolía tanto que no podía pensar en otra cosa. Enseguida, el dolor se expandió al resto de su cuerpo, su estómago estaba tan revuelto que creyó que vomitaría, y las extremidades le ardían como si se las hubieran prendido en fuego.
La vista se le nublo, y por un momento dejo de pensar en su madre y en el hecho de que probablemente estuviera muerta. Solo quería que eso parara, ahora mismo.
Sin saber muy bien lo que estaba haciendo, intentó expulsar el dolor de su cuerpo, empujarlo hacia afuera, y, para su sorpresa, funciono. Al menos por un momento. Luego volvió, y Lucía intentó expulsarlo al igual que lo había hecho la primera vez.
A penas fue consiente de cuando comenzó el fuego.
A través de sus ojos nublados pudo ver un color amarillo intenso que se hacía cada vez más grande, pero no le importo. Tenía que expulsar el dolor, eso era todo lo que importaba.
Se encorvo sobre sí misma y continúo concentrándose en deshacerse del dolor, hasta que todas sus energías se agotaron y callo desmayada.

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Gracias por leer!
ahora, me encantaria saber tu opinion, anda, solo te toma un segundo, y me haces increiblemente feliz ;)